Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Tu en mi mente y yo alucinándote.

Te has preguntado alguna vez, ¿si los días tienen un nombre en especial?
Para mi hay días que me recuerdan algún momento, persona, aroma, circunstancias, o algo.... Y este día en especial tiene tu nombre escrito en cada parte y tu olor lo recorre .
Curiosa manera de maravillar mis ojos al amanecer con tonos magenta que me hizo perderme por un momento, atrapo mi mirada en un solo instante como tu y tu peculiar sonrisa de media luna, ¿cautivante ?si, los rayos del sol iluminaban con hermosos destellos dorados mi cabello.
El día trascendió y en un momento de descontrol salí a tomar aire, la fuerza del viento sobre mis mejillas, veía algo nubosidad, ya había algo intrigante en el día, ni sol, ni frío, mucho viento, se sentía aventurero, tal cual tu mirada.
Casi al atardecer parecía que amenazaba con una gran tormenta, salí corriendo para sentir la fuerza del viento sobre mi piel, caían apenas unas gotas de lluvia, fijé mi mirada para esperar que me sorprendiera una tormenta el…

Mi mirada fija en el monitor….

Buscando las palabras que describan lo que siento por ti…
Por un breve momento cierro mis ojos y mis pensamientos me llevan hasta tus brazos, algo mágico sucede cuando me encuentro envuelta en ellos, paz, tranquilidad, seguridad, plenitud, mi cabeza apoyada sobre en tu pecho, respiro profundo y tu sublime olor lo siento entrar por mi nariz y recorre mi cuerpo, siento como va recorriendo cada vena energizando mi corazón. En seguida besas mi cabeza y tu boca se desliza hasta mi cuello, tengo la ligera sospecha que te pasa igual, porque escucho que inhalas tan profundamente y en seguida siento como tus labios recorren mi cuello besándolo, te estremeces y tus brazos me envuelven con tal fuerza que siento que quieres que me quede unida a ti.
Perderme en tu mirada es una aventura a lo desconocido, inquietante y me retas con tu sonrisa, misma que me confirma las locuras de tus pensamientos.
Estamos jugando, pero ¿A qué jugamos? ¿A amarnos sin amarnos? ¿A besarnos sin enredos? ¿A arr…